pinky-swear-329329_1920

 

Algunos amigos nos hacen felices por la simple casualidad de haberse cruzado en nuestro camino. Hay quienes recorren el trayecto a nuestro lado, viendo pasar muchas lunas. Y otros que apenas los vemos entre un paso y el otro.

Existen aquellos amigos por un tiempo, quizás con quienes compartimos un trabajo, un emprendimiento, un período de estudio. Ellos suelen colocar muchas sonrisas en nuestro rostro, durante el tiempo  que estemos cerca. Están los “amigos distantes”, aquellos que están en la punta de las ramas y cuando el viento sopla, siempre aparecen, y se dejan ver.

Los importantes, los  amigos sinceros, los verdaderos, saben cuando no estamos bien, saben lo que no hace bien, y nos hace felices. Esos dan brillo a nuestros ojos, música a nuestros labios, impulso a nuestros pies.

Algunos amigos retoñaran en otras primaveras de la vida, otros caerán con el otoño. Pero los que nos hacen más felices son aquellos que perduran, que continúan cerca alimentándonos con su amistad.

La amistad es un regalo. Y como tal debe cuidarse. Quiera Dios que en este momento, en estas horas, en este tiempo, sientas ese impulso de gratitud y afecto que cuida las amistades y con palabras sencillas o sin ellas decirles: Amigo, ¡Cuenta conmigo!

(Extracto Folleto: La Amistad. CPTLN-Chile)

________________________________________________________________________________________________________________

micamino-logo

¡Compártelo!