buscando-trabajo-hombre-de-chaqueta-negra-formal-parado-de-frente-dando-la-mano
¿Estás buscando trabajo por primera vez o quieres cambiar el empleo que ya tienes? Cualquiera de los dos escenarios amerita una estrategia para lograr resultados productivos.

Hay muchas recomendaciones a tener en cuenta cuando se explora el mercado laboral; por eso hemos seleccionado las claves más importantes que te ayudarán a tener éxito en tu búsqueda.

 

Actitud positiva

La mayoría de las personas que se enfrenta al desafío de ser seleccionada por un empleador le resta importancia a la forma de encarar esta situación, sin embargo, la actitud positiva es el primer factor a abordar. Un espíritu optimista permite afrontar de manera adecuada las desilusiones que se pueden conseguir en el camino: pasan varios días antes de que llegue la primera llamada, las ofertas que surgen no son las esperadas, la vacante que se desea es ocupada por otro; todos estos contextos traen decepciones que tientan a abandonar la competencia y a caer en la desesperación, pero también son ocasiones que te invitan a reflexionar en lo que realmente deseas. Sólo con entusiasmo y madurez reconoces cuándo debes detenerte -nada más- para hacer los ajustes necesarios.

 

Usa el currículo correcto

Los que persiguen su primera oportunidad tienen que enfocarse en revelar su preparación académica, cualidades y destrezas; mientras que los que ya cuentan con experiencia deben desarrollar la hoja de vida según el cargo al que se están postulando.

Existe una gran variedad de modelos de currículo; lo más importante es seleccionar uno que permita plasmar la información de modo apropiado, sin colores ni gráficos que den lugar a confusiones.

El resumen curricular consiste en persuadir al posible contratante de que te conceda una entrevista, por esta razón tienes que reflejar claramente tus datos personales, formación e historia laboral y destacar tus puntos fuertes sin extenderte demasiado, pues el documento debe tener -como máximo- dos páginas. Al dividir en “secciones” el currículo vitae, CV, evitas dispersarte.

En Chile es común prescindir de la fotografía; no obstante, si decides dejar espacio para una imagen selecciona la que te muestre como alguien capaz de encarar responsabilidades.

Una vez que tengas listo tu CV confirma que no haya faltas ortográficas o errores de transcripción. La revisión de un tercero en esta parte del proceso resulta muy útil.

 

Podría interesarte: 5 formas de aprender inglés gratis en Chile.

 

Dónde busco empleo

Es habitual ir detrás de un empleo a través de Internet. En territorio chileno hay varios portales que amplían las posibilidades de ser contratado. Si vas a lanzarte al “mercado virtual de trabajo” prepárate para contestar interrogantes como “¿por qué quieres postularte a este cargo?”, “indique renta líquida esperada” y otros planteamientos que te invitan a detallar los antecedentes relacionados con un puesto específico. En estos casos te animamos a pensar bien tu respuesta, aun cuando esto amerite postergar la solicitud.

De igual forma, algunos sitios web te piden una carta de presentación, que es otra herramienta para promocionarte; debes dirigirla a una empresa en particular y resaltar las razones que te convierten en el candidato a elegir.

También existen otras vías que pueden conducirte hacia un trabajo: las redes sociales; por ejemplo, LinkedIn, las novedades que escuchas de tus conocidos, los avisos colocados en las vías públicas, los anuncios en medios impresos, las bolsas de empleo, ¡no desestimes ninguna opción!

 

A un paso de conseguir empleo

¡Por fin!, tienes una entrevista, estás más cerca de ser reclutado por una organización, pero te sientes ansioso y con temor de arruinarlo todo. ¡Cálmate! No eres el primero y tampoco el último que acude a un encuentro con el que podría ser su futuro jefe, pues hay otros postulantes que están detrás de la misma vacante que tú, entonces es el momento de demostrarte a ti mismo lo competente que eres.

Antes de acudir a la cita chequea la ropa y los zapatos que vas a usar. Escoge un atuendo con el que estés cómodo y que sea acorde a la ocasión.

Otro elemento que debes tener presente es la fragancia, ¡olvídate de los perfumes fuertes! Si llamas la atención que no sea por el aroma.

Investiga acerca de la corporación que te ha contactado. Tienes más confianza si el terreno que pisas no te resulta completamente desconocido.

Mantener la certeza de que las cosas marchan bien, te da seguridad y esto hace que todo fluya.

Si no resultaste escogido, ¡no te desanimes! Quizás es tiempo de tomar un breve receso para hacer los cambios respectivos.

La búsqueda de empleo no tiene que parecer una penitencia, porque el trabajo nos convierte en seres íntegros. La postulación a un cargo debe concebirse como la oportunidad de expandirnos hacia nuevos horizontes, un período que nos invita a explorar nuestro interior, una vivencia que nos exhorta a redescubrirnos.

 

*Redacción: Elianeth Pineda


Si quieres recibir artículos como este en tu correo, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”:

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •