Cómo llevar un control de gastos mensuales a tu medida - imagen principal

¿Sientes que se te va la plata como sal y agua y no sabes en qué? ¿Has intentando de mil maneras llevar un control de gastos mensuales, pero sin éxito? Es frustrante, lo sabemos.

Al principio nos resistimos. Creemos que es de maniáticos anotar cada cosa que compramos, hasta que comenzamos con una libretita, o con el bloc de notas del celular (sí, ese que quizás ni sabías que existía), pero pronto nos damos cuenta de que es muy engorroso sumar y restar, tachar y volver a escribir. Además ¿para qué queremos eso si la tecnología nos facilita la vida?

Llevar un control de gastos mensuales es clave en la vida como persona independiente, no importa si vives solo, o con alguien más. Así que, aunque al comienzo pienses que no es necesario, porque “da lata”, agradecerás a fin de mes tener el panorama completo de tus ingresos y egresos.

En tus manos tienes la herramienta más práctica para registrar tus gastos: tu celular.

En este artículo te explicaremos un método sencillo para que no solo anotes tus gastos, sino también para que lo hagas desde cualquier lugar y dispositivo.

Una hoja de cálculo en “la nube”

Si tienes un celular con sistema Android, ubica la aplicación Play Store en las aplicaciones preinstaladas de Google. Luego, busca y descarga Hojas de cálculo de Google. Si usas iPhone, ve a la App Store.

Una hoja de cálculo es un archivo compuesto por filas y columnas que, a su vez, conforman celdas dentro de las cuales se pueden realizar operaciones matemáticas. La aplicación de Google te permitirá crear y/o editar tu archivo de control de gastos.

Lo primero que debes tener presente es cuáles son tus gastos fijos mensuales, por ejemplo, locomoción, comida, arriendo, internet, luz, etc., para ubicarlos en la primera fila. Estos serían tus categorías o rubros.

La primera columna (A) debes reservarla para colocar las fechas. En la celda A2 ingresa una fecha, por ejemplo, 01/10/2018, selecciona esa celda y luego arrastra el recuadro (desde el punto de la esquina inferior derecha) hasta la celda A32. Ese espacio te quedará seleccionado en color azul, toca esa selección y después elige “Autocompletar”. Listo. Ya tienes todas las fechas del mes.

Cómo llevar un control de gastos mensuales a tu medida - ejemplo 1

Podría también interesarte: ¿Te atreverías a vivir con menos?

Las fechas te servirán para ubicar tus gastos diarios, los cuales deberás ir sumando.

Hay una manera de configurar cada columna, de forma que el resultado de la suma de cada valor que vas ingresando se haga automáticamente en una celda predeterminada, que en nuestro caso sería la A33. Para ello, selecciona como lo hiciste con las fechas; fíjate que en la parte inferior de la pantalla te aparece el símbolo “fx” y al lado una casilla con las iniciales “SUM” y un resultado; selecciónalo para que te haga la suma. Ya está. Lo mismo debes hacer con las otras columnas.

Cómo llevar un control de gastos mensuales a tu medida - ejemplo 2

Escoge una celda al final de la matriz para colocar el total de los gastos por categorías. Supongamos que tienes tus subtotales de 5 categorías; entonces, en el espacio donde se te pide que ingreses un texto o una fórmula, deberás ingresar la siguiente regla: =SUM(B33:F33), y presionar el gancho de la derecha o el botón “enter” del teclado de tu teléfono.

Cómo llevar un control de gastos mensuales a tu medida - ejemplo 3

Duplicar y compartir

Al mes siguiente no tendrás que crear otra hoja de cálculo; solo deberás duplicarla, cambiarle el nombre y borrarle los valores y las fechas.

Si lo deseas, puedes agregar comentarios a cada gasto, para saber a qué corresponde.

También puedes crear una celda adicional que te refleje el saldo de tu ingreso mensual, es decir, el resultado de restar, digamos, el sueldo que recibiste del subtotal de gastos del mes.

Lo bueno de estas hojas de cálculo online es que las puedes editar y ver desde cualquier dispositivo, pues se guardan automáticamente en tu cuenta de Drive (si tienes Gmail, tienes Drive, cuyo símbolo es una especie de triángulo amarillo, azul y verde); las puedes compartir con otro usuario para que también agregue información, y descargar como archivos Excel, por si prefieres trabajar posteriormente con ese programa.

A diferencia de las aplicaciones que están diseñadas exclusivamente para llevar gastos personales, una hoja de cálculo la puedes configurar a tu gusto, hasta incluirle gráficos si quieres, para visualizar mejor en qué se te va tu dinero. Recuerda lo que dicen los expertos en finanzas personales: esos gastos pequeños, que no parecen importantes, son como un pequeño agujero en un barco, y ya sabes qué pasa después.

Para ayudarte aún más y ahorrarte tiempo, puedes descargar esta plantilla para llevar el control mensual de gastos, y que puedes adaptar a tu gusto.

¿Te gustó este artículo? ¡Compártelo!

*Redacción: Moisés Hernández


Si quieres recibir artículos como este en tu correo, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”:

¡Compártelo!