3 pasos para mejorar desde hoy tu apariencia personal

¿Deseas renovar tu exterior para ampliar tus oportunidades, pero te preocupa el dinero y el tiempo que debes invertir en esto?, pues nosotros te decimos cómo mejorar desde hoy tu apariencia personal en 3 pasos sencillos, útiles y económicos.

Trabaja tu personalidad

Antes de concentrarte en tu aspecto tienes que analizar tu interior. No te enfoques solo en lo negativo de tu personalidad. Determina qué es lo que más te gusta de ti y sácale provecho a esas partes positivas que de seguro son muchas.

Una buena actitud frente a la vida está basada en la confianza en sí mismo y en la satisfacción de ser quien se es. Las personas seguras se desenvuelven con facilidad y esto siempre agrada a los demás. Quienes conocen su valor humano lo reflejan en detalles que pueden parecer pequeños; sin embargo, son determinantes: la forma de caminar, las posturas, el sostener la mirada de otros, la sonrisa, los gestos en general proyectan el estado del “yo interno”.

Si tu autoestima no se encuentra en un punto privilegiado recuerda que todos tenemos defectos y virtudes; el desafío es identificar las ventajas que podemos obtener de nuestras particularidades.

Por otro lado, ten en cuenta que ser responsable, cordial, respetuoso, discreto y prudente son rasgos muy apreciados.

Define tu estilo de apariencia personal

Es cierto que el carácter de un individuo también se refleja en su guardarropa. Así que, cuando se trata de seleccionar las prendas de vestir, la primera recomendación es que pienses en tu comodidad. Por ejemplo, si te gustan los colores sobrios escoge piezas en los tonos de tu preferencia que se ajusten a tu cuerpo y desecha las que son de matices más fuertes. En esta etapa la inversión no tiene que ser alta porque puedes acudir a la costurera de tu barrio para que te haga modelos nuevos o renueve algunos de los que ya tienes.

Trata de adquirir cortes clásicos y sencillos y combínalos con accesorios como relojes o gafas oscuras. En cuanto a los complementos del look, las chicas tienen más variedad en collares, aros, pulseras, anillos, cinturones, carteras y arreglos para el cabello. El secreto está en descubrir lo que te queda bien.

Si no te sientes a gusto con el trabajo que has realizado en tu clóset invita a un par de amigos para que te oriente. En estos casos la opinión de los allegados siempre ayuda a revelar detalles que nosotros no detectamos; es decir, ellos pueden animarte a ir con el estilista o a usar cosas que te favorecen, pero que, por iniciativa propia, jamás hubieses elegido.

Revisa tu rutina de higiene

El aseo a diario es algo que no se puede obviar. Nada se logra con llevar una bonita camisa si se luce desaliñado. Por ello es muy importante ducharse todos los días y cuidar de piel, dientes, uñas y pelo.

Existe una gran diversidad de productos que se amolda a las exigencias de cada organismo. No temas en comprar cremas humectantes, jabón, champú, desodorante, pasta dental y perfume. Esto no debe considerarse como gasto, sino como una necesidad porque contribuye con una apariencia sana.

Además de nuestro cuerpo, los objetos que usamos deben someterse al mantenimiento continuo: lava, plancha, lustra.

Te garantizamos que si practicas estos consejos alcanzarás resultados gratificantes, no obstante, debes ser paciente y tener en cuenta que lo principal es cultivar el espíritu mediante actividades que promuevan el desarrollo de tu interior. Apreciarse a uno mismo es crucial para encarar los retos que se nos presenten en el andar.

*Redacción: Elianeth Pineda

Si quieres recibir artículos como este en tu correo, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”:

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •