Enfrenta el Año Nuevo con optimismo

A pocos días para despedir este año seguramente ya estás realizando un balance de lo que significó este período en tu vida y, sin importar lo mucho o poco que hayas logrado, solo al enfrentar el Año Nuevo con optimismo puedes concebirlo como la oportunidad de estructurar proyectos y de idear la forma de cristalizarlos.

Así que prepara lápiz y papel porque todo propósito debe estar escrito.

Establece metas realistas para el nuevo año

Para que la confianza te acompañe durante el año nuevo es importante tener prudencia a la hora de determinar los objetivos. Por ejemplo, “ganar la lotería” es una aspiración con pocas probabilidades de materializarse, debido a que no depende de ti sino del azar.

En este sentido te animamos a trazar una estrategia de ahorro: asigna una cantidad al mes y define el lapso en el que debes verificar tu progreso. Si uno de tus sueños es viajar, con el dinero que hayas acumulado puedes hacerlo realidad.

No te olvides de tus posibilidades cuando persigas algo; o sea, ¿quieres bajar de peso? Entonces empieza por visitar a un profesional que te evalúe, y en función de eso recomiende una dieta y una rutina de ejercicios en pro de tu salud.

Este tipo de anhelo requiere de paciencia y perseverancia, por eso debes fijar un “tiempo real” para chequear los resultados. La mayoría de las personas abandona la misión cuando no obtiene cambios rápidos. De ahí la importancia de sincerarte con lo que quieres, el camino que te conduzca a lograrlo y el plazo que eso demande.    

>Lee también: Conoce por qué te conviene asumir riesgos

Termina lo que empezaste

Tachar el último día en el calendario puede significar apagar las esperanzas o encenderlas; tú decides cuál de las dos opciones tomar.

Si algunas cosas quedaron inconclusas en la página que estás por pasar, no significa que todo haya sido en vano, al contrario, este es el momento de analizar por qué no se concretaron algunos asuntos y de realizar los ajustes oportunos a fin de retomar la senda, pero con estrategias más claras que te ayuden a completar el recorrido con optimismo. El entusiasmo contribuye a no perderse a mitad de la travesía.

>Lee también: Cómo superar el perfeccionismo para lograr tus metas

Alimenta tu espíritu y confía en Dios

Cuando persistes con optimismo en el fortalecimiento del espíritu, difícilmente te amilanas al toparte con los tropiezos, pues sabes que los obstáculos a veces son parte de la aventura.

La Biblia dice en la carta a los Romanos capítulo 8, versículo 18: “Pues no tengo dudas de que las aflicciones del tiempo presente, en nada se comparan con la gloria venidera que habrá de revelarse en nosotros”. Dios no olvida sus promesas, por lo que si confías debes saber que por más turbio que parezca el panorama, Él te ha hecho parte de un plan maravilloso.

Que en el año que está por iniciar observes con claridad el sendero que debes elegir para alcanzar tus deseos. Recuerda que todo lo que pretendas implica esfuerzo y dedicación. Mientras más grande sea el anhelo, mayor es el sacrificio.

*Redacción: Elianeth Pineda

¿Te gustó el artículo?, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”:

¡Compártelo!