6 cosas que todo estudiante que vive solo debe saber para tener un espacio más agradable

Por fin te encaminas hacia la adultez partiendo del hogar donde creciste para comenzar estudios superiores, pero ten cuidado si piensas que esta etapa supone solo conocer a gente linda e ir a fiestas, esta fase de tu vida también exige responsabilidad, por lo que te recomendamos empezar por tu nueva casa con estos secretos de limpieza que todo estudiante universitario que vive solo debe conocer.

1) Haz un cronograma de aseo

Elabora un horario en el que despliegues las tareas domésticas diarias. Así como debes asistir a la clase de esa cátedra que tanto odias para evitar reprobar, de igual forma tienes que invertir tiempo al espacio en el que ahora estás si no quieres que el caos se apodere del sitio.

Arregla la cama antes de salir, mantén las cosas en su lugar, ordena la cocina después de usarla y lava el excusado con frecuencia. Estos hábitos básicos te permiten conservar el control.

2) Sé constante en los quehaceres

Respeta el itinerario que diseñaste para realizar las labores hogareñas. La faena no sirve si se queda en el papel. La práctica continua refuerza la costumbre. Una rutina de limpieza proporciona armonía, tranquilidad y relajación: el ambiente que necesitas después de un día agitado en la universidad o la atmósfera ideal en el caso de que te estés preparando para tus exámenes.

3) Ponle ritmo a la limpieza

Difícilmente el trabajo en casa se plantea como algo divertido; sin embargo, tú puedes darle un giro a la situación agregando la música que más te gusta. Las horas se convierten en minutos si te encargas de la casa mientras escuchas tus canciones favoritas.

4) No guardes objetos innecesarios  

No insistas en almacenar cuestiones que ya no uses, especialmente cuando están ocupando buena parte del área que podría tener otra utilidad; por ejemplo, convertirla en un rincón acogedor de estudio.

5) Asea a profundidad

Dedica por lo menos un día al mes para limpiar con mayor empeño. Esta modalidad, con ayuda de productos desinfectantes, renueva el recinto y extermina gérmenes por lo que beneficia la salud física y mental.

6) Pide apoyo de ser necesario

Si esto de los quehaceres es una novedad para ti y no sabes por dónde iniciar, pues solicita la orientación de alguien cercano. De seguro ese familiar o amigo conoce implementos y tips que facilitan las cosas en el hogar. Es de adultos reconocer que se requiere el respaldo de personas con más experiencia.   

El período universitario es un ciclo de preparación integral, ya que te proporciona las herramientas que contribuyen a defenderte en los distintos roles de tu existencia, empezando por el papel que debes desempeñar en el “refugio” propio.

*Redacción: Elianeth Pineda 


Si quieres recibir artículos como este en tu correo, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”:

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •