¿Dejas el nido? Estas son las cosas indispensables para vivir solo

Ya estás listo para instalarte en ese espacio donde tendrás tu propio hogar.

Sin embargo, notas que todavía falta mucho para hacerlo habitable. Pues bien, toma lápiz y papel porque enseguida te detallamos cuáles son las cosas básicas que debes comprar al mudarte.

Muebles: no escatimes

La primera experiencia de vivir solos siempre nos trae gastos extras, ya que debemos pensar hasta en el detalle más pequeño.

Algo indispensable es acondicionar el lugar donde se va a dormir. Si tu presupuesto es muy ajustado, tal vez debas considerar adquirir un colchón inflable, pero en este punto te invitamos a esforzarte por conseguir un sueño reparador, y eso, por supuesto, depende del sitio donde descansas.

No escatimes a la hora de adquirir la cama. No tiene que ser grande, sólo cómoda.

También debes ubicar una mesa y una silla útiles a la hora de estudiar y comer.

Independientemente de que el inmueble cuente con un clóset, necesitarás guardar en gavetas cuestiones pequeñas, como ropa interior o documentos que ameritan conservarse. Por ello una cajonera debe figurar en tu lista.

Electrodomésticos: lo básico que tienes que comprar

Al refrigerador y a la cocina no puedes desecharlos. Son las cosas indispensables para vivir solo.

Poco importan sus dimensiones, son artículos en los que tienes que invertir.

Artefactos como el microondas y la licuadora sí son prescindibles, por lo menos durante los primeros meses.

La ausencia de un televisor quizás traiga un poco de aburrimiento. No obstante, reflexiona en tus prioridades, sobre todo si cuentas con pocas lucas.

Utensilios de cocina: no, no te bastan una olla y un cuchillo

Al hacer las primeras compras, una de las áreas que exige meticulosidad es la cocina.

Imagina que solo tienes una olla, un cuchillo y el servicio: necesitarás un colador para escurrir los fideos; una tabla para cortar, cuando tengas que picar verduras, o quitarle la piel al pollo, por ejemplo.

Por eso, asegúrate de tener estas cosas:

  • Un juego de ollas.
  • Cubiertos.
  • Platos hondos y planos.
  • Vasos.
  • Cucharón.
  • Cuchillo filoso.
  • Taza para bebidas calientes.
  • Jarra.
  • Tabla para cortar (mejor si es de plástico porque no absorbe líquidos como los que segrega el pollo, que puede contaminarte con salmonela).
  • Contenedores plásticos.
  • Colador.
  • Escurridor de pasta.
  • Fuente.

Ten a mano estas “herramientas” básicas y te ahorrarás la incomodidad de salir a comprar a última hora lo que necesitas urgentemente, justo cuando estás en medio de la preparación de una comida.

Implementos para limpiar (sí, lo tienes que hacer tú)

Un hogar requiere cuidado, y para ello debes contar con aliados que te permitan darle mantenimiento. Esta tarea será posible si juntas escoba, mopa, cubeta, trapos, cepillo para asear el inodoro, esponja para lavar platos y paño absorbente.

Lo anterior necesita de productos que garanticen completar los quehaceres: jabón líquido, cloro y desinfectante serán suficientes al inicio.

En el mercado hay una gran variedad de cosas que facilitan el trabajo en casa. Al poco tiempo de acondicionar el lugar seguramente habrás descubierto tus marcas favoritas.

Otras cosas indispensables para vivir solo

En toda vivienda debería existir un botiquín de primeros auxilios, así que tenlo en cuenta. Nunca se sabe cuándo puede presentarse el momento en el que debas usarlo.

Asimismo, te recomendamos buscar hilo, aguja y cinta adhesiva.

Otros agregados que harán confortable tu incursión como “dueño de casa” son ropa de cama (dos juegos te bastarán para iniciar), almohadas, cobijas, colgantes y tendedero.

Tal vez se nos hayan escapado ciertos detalles o piensas que es muy extensa la información; la verdad es que todo depende de tu presupuesto y preferencias.

Recuerda que, para ahorrar dinero, puedes visitar las ventas de garage o tiendas de artículos usados.

Si vives en Santiago, te recomendamos la venta mensual de garage de la Fundación Casa Betesda, en Los Peumos 4265, La Florida, una institución sin fines de lucro que rehabilita a jóvenes y adultos diagnosticados con parálisis cerebral. Podrás adquirir ropa y cosas para tu nuevo hogar a precios tan bajos como $500, que no conseguirás en ninguna tienda, y además te quedará la satisfacción de que tu dinero servirá para ayudar a una institución que aporta valor a la sociedad.

Si tomas en cuenta algunas de nuestras recomendaciones te garantizamos que disfrutarás a plenitud de tu independencia.

*Redacción: Elianeth Pineda


Si quieres recibir artículos como este en tu correo, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”: