Alcanzando la independencia con ayuda de papá - Día del Padre

Miedo a que algo malo ocurra y no estar en la habitación contigua para resolver la situación es probablemente el principal factor que impide dar las riendas de la libertad a los hijos.

Sin embargo, todo individuo necesita forjar su propia identidad a fin de encaminarse en la vida, aunque esto conlleve a decepciones, y qué mejor que tú, papá, el que ayude a moldear esa independencia tan necesaria para el pleno desarrollo del ser.

Con motivo del Día del Padre, en Mi Camino queremos mostrarte las maneras correctas de formar en el hogar a personas autónomas y responsables.

Confía en sus capacidades para que logre ser independiente

La seguridad es algo que se va cultivando, no se obtiene de manera inmediata. Demostrar que confiamos en nuestros chicos contribuye a fortalecer su autoestima.

Empieza por dejar que el niño se vista solo, solicita su colaboración en los quehaceres de la casa, demuéstrale que su apoyo es importante para que las cuestiones en la familia funcionen.

No se trata de abandonarlo, es cuestión de que se sienta competente.

Revisa lo que ha hecho, agradece su esfuerzo y si algo no ha salido del todo bien, enséñale -sin retirar la tarea dada- cómo puede mejorarlo. Las responsabilidades deben ir creciendo conforme lo vayan haciendo los hijos.

Permite que explore el mundo

Apenas empieza a dar los primeros pasos, el ser humano demuestra la avidez por conocer su entorno.

No cortes alas, al contrario, facilita los mecanismos para que el niño descubra su medio ambiente. Aun cuando implique llevar algunos golpes, él tiene derecho a conocer lo que le rodea.

Toma su mano y suéltala cuando sea oportuno. Tu intuición de padre te indicará el momento adecuado.   Durante esta aventura, siémbrale amor por el prójimo, la naturaleza, los animales, haz que reconozca las cosas materiales que le facilitan la existencia.

Deja que tome sus propias decisiones

Todo pensamiento crítico está basado en la toma de decisiones. Inicia por dejar que seleccione su ropa o el lugar para divertirse durante el fin de semana.

Sin duda habrá puntos en los que no se esté de acuerdo, pero esto puede ser una buena oportunidad para la negociación.

No trates de imponer tu voluntad; todo ser debe decidir lo que le resulte más conveniente. Aprender a asumir las consecuencias de una determinación errada promueve el crecimiento del yo interior.

Entregar las herramientas a nuestros hijos para que aprendan a valerse por medios propios es un compromiso que tenemos con ellos y con la sociedad.

Si tu hijo asume sus fallas, se preocupa por el bienestar de otros, desea superarse a sí mismo, valora lo que posee, tiene sueños, entonces… ¡felicidades por formar a un ciudadano íntegro!

*Redacción: Elianeth Pineda


Si quieres recibir artículos como este en tu correo, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”: