Cómo analizar problemas con mapas mentales

Imagina que atraviesas por una situación muy compleja en el preciso momento en que lees este artículo.

Pongamos como ejemplo que debes decidir entre ser independiente económicamente, pero viviendo en casa de tus padres, o ser independiente viviendo en tu propio departamento.

Te sientes como si estuvieras parado en el extremo de una vía que se divide en dos caminos, uno a la derecha y otro a la izquierda. ¿Qué camino vas a tomar? Tu cabeza está a punto de estallar y esto no te deja dormir.

Una manera de analizar problemas y “vaciar” tu cerebro es por medio de mapas mentales.

Mapas para pensar

La Wikipedia registra que un mapa mental es un “diagrama usado para representar palabras, ideas, tareas, lecturas, dibujos, u otros conceptos ligados y dispuestos radicalmente a través de una palabra clave o de una idea central”.

Aunque se les atribuyen diversos orígenes y autores, los mapas mentales se conocieron en todo el mundo gracias al británico Tony Buzan, a través de su libro Use your head (Usa tu cabeza) publicado en 1974.

Fran Salomon, artista visual y creadora del canal de You Tube Mejor dilo con monos, explica que estos diagramas activan el pensamiento integral, es decir, el trabajo conjunto de los dos hemisferios del cerebro: el izquierdo, responsable del pensamiento lógico, y el derecho, a cargo del pensamiento creativo.

“Esto implica que al utilizarlos para resolver o analizar información personal se tiene la ventaja de activar el cerebro completo (razón y creatividad), poder ver toda la información en una sola hoja y entender cómo se relaciona y articula en un sistema interconectado”, dice Salomon, quien en sus videos enseña a pensar visualmente a través del dibujo y los mapas mentales.

Del centro hacia afuera

Analizar problemas con un mapa mental te servirá para tener una visión panorámica de ellos.

Como en todo mapa mental, debes partir desde el centro con la idea principal (o título) y destacada en cuanto a su tamaño, y desde allí, en el sentido de las agujas de un reloj, unidas con flechas, colocar las ideas de segundo orden, luego las de tercer orden, etc.

Para seguir con el ejemplo del principio, el tema principal sería “Independizarme”; una de las ideas secundarias sería “Me quedo”, para derivar a las ideas de tercer orden como, por ejemplo, las ventajas, desventajas, lo que sentirías en esa situación, etc.

De igual manera procede con la idea secundaria siguiente, es decir, la opción de “Irme a vivir solo”.

Aquí tienes una muestra de este ejercicio:

Mapa mental de ejemplo para analizar problemas
Puedes hacer mapas mentales como este en Canva, una aplicación web para diseñar.

A diferencia de otras técnicas como, por ejemplo, hacer un simple recuadro de ventajas y desventajas para cada situación, el mapa mental te permite ver todo con una visión de 360°, además de estimular tu creatividad.

Lo más recomendable es hacerlo en una hoja de papel blanco, usando lápices de grafito y creyones. Si prefieres trazarlo en digital, existen aplicaciones que puedes bajar a tu celular o tableta.

No te preocupes si al principio no te sale como quieres. Mejorarás con la práctica constante.

Analizar problemas y decantar emociones

Para afrontar de una manera positiva la vida es esencial admitir la realidad que nos toca vivir. A partir de allí, podemos cambiar lo que es posible, aceptar lo que no y saber distinguir una emoción de otra.

En el mapa mental puedes ver las circunstancias que puedes y no controlar. Supongamos que vives estas dos situaciones: por un lado, una crisis económica en tu país, y, por el otro, un mal ambiente laboral en tu empleo. La primera está fuera de tu control. La segunda, en cambio, es algo en lo que podrías trabajar para mejorar.

En este video, Salomon explica cómo desplegar un mapa mental a partir de una emoción y todo lo que esta desencadena. Úsalo de guía para inspirarte:

Al igual que en un diario, “si uno decanta todo lo que está sintiendo, probablemente uno se sienta más libre después de haberlo hecho”, subraya la artista visual.

*Redacción: Moisés G. Hernández


¿Te gustó el artículo?, ¡suscríbete! Al hacerlo podrás también descargar gratuitamente el folleto “Cómo tomar decisiones correctas”:

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •