Existen muchas definiciones de liderazgo, pero tomaremos una de las más conocidas. “El Liderazgo consiste en la disciplina que deliberadamente ejerce su influencia en un grupo determinado a fin de avanzar hacia unas metas concretas de permanencia beneficiosa que sirve para cubrir las necesidades verdaderas del grupo”

Cada una de estas palabras de esta definición es importante.

DISCIPLINA. Esta palabra fue escogida con el fin de demostrar que los líderes se hacen y no nacen a pesar de que hay algunos que ejercen, por interacción, algunas de las características del líder, pero el verdadero liderazgo es una disciplina.

DELIBERADA. Indica un compromiso por parte del dirigente a su llamamiento como líder. El líder que lo es de verdad ejerce una influencia especial y no es algo que imponga a otros por la fuerza.

Muchos se consideran a sí mismos líder, pero, son en realidad personas que se adueñan del poder, ejerciendo su fuerza sobre otras personas, haciendo que estas le sigan por temor.

El poder del verdadero líder, es el resultado de una profunda confianza entre sus seguidores, que están convencidos de que por medio de él y junto a él podrán ver realizados los resultados que enriquecen, que son humanitarios, que ennoblecen y que glorifican a Dios, cosa que de otro modo resultaría poco probable o imposible.

A los que son líderes de verdad, les siguen por respeto y amor, por su muestra de amor hacia los demás, por su humildad y por su fuerza de voluntad y control de sí mismos.

Aquellas personas que son en cierto sentido, homogéneas, son normalmente consideradas como un grupo, ya que en cierto modo se parecen. Tal vez sean miembros de la misma familia, teniendo los mismos abuelos o antepasados.

También pueden ser miembros de la misma iglesia, quizás sean todos alumnos de la misma escuela y por lo tanto, todos ellos han recibido una misma educación. O, es posible que sean ciudadanos del mismo país. Es esencial que el líder comprenda lo que tienen en común los miembros del grupo y todas sus implicaciones.

Pero más importante que el hecho de que tengan en común el mismo origen, educación o nacionalidad es la unidad de propósito.

Las personas que se sienten más como un grupo es cuando se sienten unidas en su propósito, esto es el factor más importante al tener en cuenta la cohesión y la habilidad del líder para fomentar dicha unidad y eso determinará su éxito como líder.

METAS Esta palabra se refiere en términos generales, a la visión del líder, al sueño en cuanto a lo que imagina que pueda conseguir o hacer su grupo. Es precisamente la visión del dirigente lo que le hace diferente a los demás y le convierte en líder.

PERMANENCIA Se refiere al hecho de que la visión del líder debiera ser una en la cual se produzcan cambios de manera continua, perdurable e inquebrantable, por el tiempo actual y para toda la eternidad.

El término permanencia beneficiosa contrasta con permanencia malévola. Muchos han sido los que han perseguido unas metas que han sido perjudiciales para el grupo en lugar de ser para beneficio del mismo.

Podemos observar la vida de personas como Hitler, Nerón entre otros, que demostraron todos ellos, las características de un poderoso liderazgo, pero su liderazgo sirvió para corromper, para destruir y para maldecir. Esos liderazgos dieron como resultado una malévola permanencia.

Lo que importa es crear un liderazgo con la dimensión de la permanencia beneficiosa. El criterio esencial es el liderazgo que nos lleve a ser como Cristo. Este es el liderazgo que más honra a Dios y que más beneficia a la humanidad.

Entender las verdaderas necesidades. Es preciso que el líder entienda cuáles son las VERDADERAS NECESIDADES de otros, mostrando su sensibilidad, siendo plenamente consciente, ante el pueblo del cual Dios le ha hecho responsable.

El líder armoniza todo cuanto le rodea, estudia la situación a fondo y se prepara a tomar medidas; pero su sensibilidad, en lo que a otros se refiere, se enfoca mediante la visión que Dios le ha dado.

También el líder se esfuerza por llevar al grupo hacia metas que sirvan para suplir sus verdaderas necesidades tanto si el grupo comprende o no estas necesidades. Este liderazgo requiere una visión clara de lo que ha de acontecer con sabiduría, determinación y también conocimiento de la voluntad de Dios.
En conclusión se podría decir que el liderazgo es la disciplina que deliberadamente ejerce una influencia especial dentro de un grupo a fin de que prosiga metas de permanencia beneficiosa, lo cual, permitirá suplir las verdaderas necesidades del grupo.

*Extracto del folleto ” Cómo ser un líder” de CPTLN-Chile

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •