Cuando va pasando el tiempo y cambian las temporadas, la ropa que te vas comprando poco a poco va desplazando a las prendas antiguas. Ahora con la llegada de la primavera y el verano, quizá comiences a pensar dónde y cómo guardar la ropa de invierno.

En caso de que en tu hogar falte ese espacio necesario o lo tienes pero está ocupado, entonces, para aprender cómo guardar ropa en poco espacio, te brindaremos 5 trucos, con la finalidad de que tu ropa de invierno quede en óptimas condiciones aún así esté almacenada por un periodo largo de tiempo.

1.- Separa tu ropa

Este paso puede parecer tan simple, pero te ayudará a organizar todas tus prendas, sean de verano o invierno. Quizá tengas algunas que ya no uses, pero se encuentran en buen estado: donarlas es una buena opción; o quizá tengas otras que ya están rasgadas y rotas, por lo que ya puedes prescindir de ellas. El punto es que lo separes en los tres grupos mencionados: a donar, a botar y a guardar.

2.- Lava la ropa antes de guardarla

Un consejo bastante útil, puesto que también te va a servir  para plumones y cubrecamas. Toda prenda o producto que necesites guardar debe ser limpiado o lavado previamente. Además, asegúrate de guardarlas completamente secas y en el caso que sea necesario, planchadas.

3.- Búscales un lugar específico y adecuado

Como mencionamos anteriormente, puedes guardar tu ropa en algún espacio de tu casa, pero debes tener en cuenta que no debe haber ni un solo rincón con humedad, de lo contrario, tu ropa correría peligro. Asimismo, te recomendamos usar los espacios altos para guardar la ropa de invierno, pues va a pasar una temporada hasta que lo vuelvas a necesitar.

4.- Usa adecuadamente tu espacio

¿Conoces los organizadores de armario? pues son el invento más útil en cuestión de espacio. Consigue un par de estos y podrás organizar valga la redundancia tu ropa de invierno aquí, además de cualquier otra prenda que quieras ordenar. Incluso, puedes guardar ropa en cajas de cartón, solo necesitas unas del tamaño adecuado y que quepa en el lugar que hayas decidido guardar.

5.- Protege tu ropa de todo insecto

Distribuye repelentes de polilla por todas las cajas o cualquier organizador que uses para guardar tus prendas de invierno. Esto impedirá que estos insectos hagan agujeros a tu ropa.

¡Compártelo!
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •