Cómo Buscar Trabajo

Conseguir un empleo es realmente una tarea difícil y compleja, pero para quien confía en Dios y le ama… todas las cosas le sirven para bien!

10 Tips para conseguir un empleo:

  1. Tener una actitud positiva. En vez de pensar en lo malo, refresca la mente con pensamientos alentadores y llenos de esperanza.
  2. Poseer un espíritu aventurero. Trata de ser capaz de tomar riesgos y también tener un buen sentido de humor ante los problemas.
  3. Ser creativo. Para esto, es necesario observar, leer, hacer preguntas, conocer a nuevas personas, e intentar cosas nuevas. Aprender algo nuevo!
  4. Preparar tu carpeta de datos. Reúne certificados, diplomas, documentación de exámenes aprobados, logros, premios, cursos realizados, y unas fotos tamaño carnet. Hacer fotocopias de todos los documentos.
  5. Preparar un CV (Currículum Vitae). Es su historia personal en lo que respecta a la educación, la formación, y el empleo en una sola página. Hay muchos modelos disponibles en el internet.
  6. No esperar que el trabajo te llegue por si solo. Tu tienes que buscarlo!
    • Consultar los anuncios de trabajo en diarios, revistas, etc.
    • Navegar en internet.
    • Estar atento a los carteles colocados a la entrada de oficinas y negocios.
    • Prestar oído a los comentarios de la gente.
    • Consultar con tu círculo de familias y amistades.
  7. Responder a los posibles trabajos. Llamar en respuesta a los anuncios, carteles, y tips. Para el caso de que te ofrezcan una entrevista, ten a mano bolígrafo y papel para anotar.
  8. Hacer el seguimiento en carne viva. Si alguna llamada ofreció aún sólo la posibilidad de un empleo, hacer una visita en persona para presentarte personalmente.
  9. Prepárate para la entrevista. Ser puntual, y llevar contigo tu carpeta de datos, CV, y una actitud positiva. Infórmate bien del negocio, y mostrarte alerta e interesado todo el tiempo.
  10. Poner la vida al cuidado de Dios.

La Biblia dice:

“He aprendido a hacer frente a cualquier situación,
lo mismo a estar satisfecho que a tener hambre,
a tener de sobra que a no tener nada.
A todo puedo hacerle frente pues Cristo es quien me fortalece.”

(Filipenses 4:11-13)