Cómo descubrir tu Vocación

¿Sabes lo que quieres en la vida? ¿Cómo te preparas para el futuro? ¿Qué dicen tus padres, familiares, y amigos? ¿Qué visión tienes para darle el mejor uso a tu potencial como persona?

Quizás te has dado cuenta que la vida es como un rompecabezas. Están las piezas, pero el desafío es colocarlas en el debido orden.

Para empezar, necesitas contestarte a ti mismo algunas preguntas básicas para descubrir tus intereses. ¿Cuál prefieres?

¿la ciudad o el campo?

¿trabajar a solas o con otras personas?

¿trabajar bajo techo o al aire libre?

¿trabajo manual o mental?

¿trabajar con máquinas o con personas?

¿el comercio o el servicio?

¿la producción o la administración?

¿la flexibilidad o la rutina?

¿ser experto técnico o gerente?

¿ser tu propio jefe o trabajar por otros?

Al responder a aquellas preguntas, tendrás una indicación de los tipos de trabajos que te interesarían. No naciste con una vocación específica, sino con muchos dones que al ser desarrollados, te pueden brindar distintas alternativas.

Tu vida es una mina – hay que descubrir los recursos que tienes. ¡Existe un mundo de oportunidades! Para poder escoger una vocación, hay que visualizar las posibilidades.

Completas las siguientes frases:

  • Si logro terminar bien mis estudios, estaré preparado para…
  • Para mí, lo más importante en un empleo es…
  • Si me concentro en lo que es importante sin distraerme, podría…
  • No soporto la idea de pasar mi vida haciendo…
  • Si me organizo para ser más productivo con mi tiempo, me da la posibilidad de…

  A base de tus respuestas a todas las preguntas, hacer una lista de 3 a 5 posibles carreras. Llevar la lista contigo por un tiempo – una semana o más – y convérsala con las personas que te conocen mejor.

  Acuérdate que ningún oficio es más que otro si tenemos la actitud de hacerlo honradamente y en beneficio de otro. Las oportunidades para realizarte en la vida nacerán de acuerdo con tus intereses y aptitudes. ¡Es posible que lo que hoy te interesa o lo que te conviene, te lleve por otro camino aún más interesante!

La Biblia dice:

“No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. El Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primero el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas.”

– Jesucristo (Mateo 6:25; 32-33)