pingüino

Más te vale seguir viviendo con tus padres

No estás listo para vivir solo. Los quehaceres de la casa te resultan incómodos. Te gusta gastar tu dinero en cosas del presente y, por ende, te cuesta ahorrar. Tienes que aprender a lavar y cocinar e incluso a destapar caños y cambiar ampolletas. Te falta un poco de perspectiva y tal vez la madurez para afrontar el reto de vivir solo. Más que ser independiente, a ti te motivan otras razones para salir de casa. Analiza el motivo de por qué te quieres mudar ¿Es para escapar el control de tu familia? Para seguir el camino de la independencia, te recomendamos mejorar en las siguientes áreas: