Cómo tener Metas

Un proverbio indígena dice: “Si no sabes a dónde vas, cualquier camino sirve.” A veces, dejamos que la vida nos lleva como el viento lleva una hoja – sin rumbo y sin dirección.

Muchas personas dicen que tienen metas, pero lo que tienen son sueños, mas no son metas.

5 características de las metas:

  1. Es específica y escrita. El escribir cristaliza las ideas e indica el camino para lograr el objectivo.
  2. Incluye acciones específicas. “Quiero un cuerpo lindo” no es una meta – es un deseo. Una meta se describe con palabras de acción, “Voy al gimnasio 3 veces cada semana”.
  3. Se expresa en términos positivos. El “no hacer” no es una meta – es algo para evitar. Una meta es algo para lograr! “No comer dulces” no es una meta. “Voy a comer comida saludable por incluir frutas y verduras en mi dieta cada día” es un ejemplo de una meta positiva y concreta.
  4. Es realista. Debe ser desafiante de lograr a corto plazo, pero no imposible. Mientras más corto sea el plazo en tus metas, más grande será la motivación para lograrlas.
  5. Es propia y personal. Debe representar un objetivo por el cual estás dispuesto a trabajar. Si buscas metas fijadas por otros, nunca tendrás la motivación y determinación para lograrlas.

Las metas son fuerzas motivadoras para superarte en tu vida. Si comprendes tus metas, comprendes mejor tu vida. La metas tienen la virtud de alzar tus ojos para que dejes de mirar abajo y diriges la vista hasta arriba!

5 pasos para fijar tus metas:

  1. Haz una lista de todo lo que quieres lograr.
  2. Arregla la lista en orden, de lo más urgente a lo menos urgente.
  3. Decide qué acción necesitarías hacer para cada meta.
  4. Comparte tus metas con alguien de confianza, a ver si son realistas.
  5. Encomienda tus planes a Dios.

Algún ingenioso propuso una fórmula matemática para alcanzar las metas:

Comienza con un sueño.

÷Divide los problemas y resuelve uno por uno.

× Multiplica las posibilidades

−Resta todos los pensamientos negativos.

+Suma entusiasmo.

La respuesta será el logro de tu meta!

La Bíblia dice:

“Al hombre le parece bueno todo lo que hace, pero el Señor es quien juzga las intenciones.

Pon tus actos en las manos del Señor y tus planes se realizarán.” (Proverbios 16:2-3)